Entradas

Enfermedad de Ménière

Rehabilitación vestibular de la enfermedad de Ménière

La enfermedad de Ménière es una enfermedad ‘crónica’ y fluctuante que afecta al oído interno y que resulta altamente incapacitante para las personas que lo sufren. El síntoma principal que padecen los pacientes afectados por Ménière es el mareo y la inestabilidad.

Los pacientes con síndrome de Ménière también sufren de vértigo, acúfenos, hipoacusia y presión aural (en el oído) durante las crisis, pero fuera de las crisis sus síntomas son diferentes.

La rehabilitación vestibular puede ser muy útil y altamente eficaz en el manejo de los síntomas post-crisis. Esto ocurre en determinadas etapas de la enfermedad en las que ni la fisioterapia ni la medicación son terapias definitivas en el curso del proceso patológico. Presenta algunas peculiaridades respecto a otras patologías del sistema vestibular.

Fases en la enfermedad de Ménière

¿En qué momento los pacientes que sufren enfermedad de Ménière se pueden beneficiar de la fisio vestibular?

Desde el aspecto funcional en fisioterapia distinguimos tres momentos diferentes:

  • Fase Precrisis: Se inicia con el aumento de líquido endolinfático y la presión dentro del oído interno. Esto provoca una pérdida de función del oído en el equilibrio, unido a sensación de presión y sensación de mareo/inestabilidad que indica que la crisis está cerca de desencadenarse.
  • Crisis: Corresponde al momento en el que el aumento de presión del líquido endolinfático destruye la cúpula y se genera la contaminación entre la endolinfa y la perilinfa desencadenando la crisis vertiginosa. Este es un momento irritativo (a diferencia del deficitario anterior) en el que no podemos realizar ninguna actuación fisioterápica.
  • Fase Post crisis/ intercrisis: En este momento, una vez ya ha pasado la crisis aguda, el oído recupera su ‘normalidad’ pudiendo quedar una asimetría funcional o hipofunción. Esta hipofunción finalmente va a ser la responsable de las sensaciones de inestabilidad a la que refieren los pacientes en los períodos entre crisis de la enfermedad de Ménière.

Es en la tercera fase donde la fisioterapia vestibular tiene, en base a nuestra experiencia, un papel fundamental en la recuperación sintómatica del paciente. Si conseguimos simetrizar la función de ambos oídos, conseguiremos mejorar de una forma muy notoria su calidad de vida.

En el caso de que el paciente requiera cirugía o inyecciones para paliar la recurrencia de su problema ya sea por laberintectomía o neurectomía es fundamental el inicio precoz de reeducación vestibular para poner en marcha los mecanismos compensatorios necesarios con el objetivo de recupera el equilibrio por la pérdida súbita de uno de los dos laberintos.

En enero de 2019 finalizó en Barcelona la 5ª edición del curso ‘Exploración funcional y tratamiento del paciente vertiginoso e inestable’ con una gran participación de compañeros que se inician en esta disciplina.

Durante todo el año 2019 nuestro equipo Osteoprat-IRVE (Instituto de rehabilitación del vértigo y el equilibrio) organiza formaciones para fisioterapeutas y médicos relacionadas con el tratamiento del vértigo, el mareo y el equilibrio.

Además de esta formación realizada en Barcelona, también hemos estado formando a los fisioterapeutas de la comunidad de Aragón en el Hospital San Jorge de Huesca y en los próximos meses nos desplazaremos a Tarragona, Madrid y Valencia.

Nuestro director en Osteoprat y coordinador del grupo de trabajo de reeducación vestibular del colegio de fisioterapeutas de Cataluña, Sergi Lucas, es uno de los primeros fisioterapeutas dedicados a esta especialidad en España

Para IRVE-Osteoprat es una gran satisfacción comprobar que la fisioterapia vestibular es una especialidad cada vez más conocida entre profesionales y pacientes. Hemos aportado nuestro granito de arena con nuestro trabajo diario y la colaboración con centros de primera línea especializados en otoneurología como la clínica Teknon de Barcelona.

Y como siempre, fieles a nuestro compromiso de poder continuar dando el mejor servicio a nuestros pacientes, con el deseo de seguir avanzando en el conocimiento de las mejores y más avanzadas técnicas aplicadas al tratamiento del vértigo, no queremos quedarnos ahí y un equipo de Osteoprat se desplazará en el mes de mayo a la Universidad de Pittsburgh (PA), en Estados Unidos, para participar en un curso de alto nivel sobre la rehabilitación del paciente con vértigo. En esta ciudad estadounidense se encuentra una de las Universidades más importantes del mundo en esta disciplina. Os iremos informando…

 

Medicación contra el vértigo y el mareo ¿es eficaz?

La respuesta es que en la mayoría de las ocasiones la medicación contra el vértigo y el mareo NO es eficaz, es más suele ser contraproducente.

La recuperación del vértigo y el mareo pasa por la llamada compensación vestibular que es un mecanismo que permite a nuestro sistema nervioso recuperarse de cualquier afectación del sistema vestibular. Por lo tanto, necesitamos que el paciente se exponga al síntoma activamente, sin interferencias. Incluyendo los supresores vestibulares y depresores del sistema nervioso central, los cuales adormecen nuestro cerebro, cualquier medicamento ralentizará o detendrá el proceso de compensación necesario para la recuperación total del paciente con vértigo y/o mareo.

El tratamiento es dictado por el diagnóstico del paciente, el uso de medicamentos para el tratamiento del vértigo y el mareo y otros trastornos vestibulares debe dirigirse a tratar la etiología, las causas, controlar el síntoma agudo, acelerar la compensación central y disminuir los problemas psicológicos que a menudo acompañan al síndrome.

Polifarmacia, vértigo y mareo

La polifarmacia o polimedicación es un término usado para describir el acto de tomar varios medicamentos. Si bien no hay un estándar, generalmente se considera que tomar cuatro o más medicamentos recetados diariamente se califica como polifarmacia. Tomar cuatro o más medicamentos no es necesariamente un problema, pero agrega un elemento de «desconocido» a la ecuación. Un viejo axioma con respecto a la prescripción de medicamentos es que una vez que pasan de cuatro, aumentan las posibilidades de una reacción adversa debida a las diversas interacciones que se pueden dar entre los distintos tipos de medicamentos.

Cuando se usan varios medicamentos se puede dar la circunstancia de que los efectos de unos medicamentos puedan interferir con los de los demás, lo que se conoce como interacciones farmacológicas, y de esta manera disminuir su efectividad y/o aumentar el riesgo que ya de por sí presenta su uso de modo individual.

Las reacciones farmacológicas adversas de algunos medicamentos y la polifarmacia pueden ser causas importantes de síntomas como vértigos y mareos, entre otros, especialmente en el paciente de edad avanzada. Los medicamentos para tratar los problemas cardiovasculares y el sistema nervioso central están altamente asociados con mareos en adultos mayores.

Sabemos que el mejor tratamiento para el vértigo y el mareo, secuelas que dejan los problemas vestibulares, es la fisioterapia vestibular mediante el ejercicio terapéutico bien dirigido y específico para cada paciente. En nuestra clínica de tratamiento del vértigo tiene a su disposición a contrastados especialistas en la rehabilitación del vértigo y el mareo que podrán ofrecerle soluciones personalizadas adecuadas que, en la mayoría de los casos, posibilitarán evitar la medicación contra el vértigo y el mareo.

Comba que dibuja un cerebro para ilustrar página Neuroplasticidad y Fisioterapia Vestibular

 

¿Qué es la neuroplasticidad?

El término neuroplasticidad es un concepto empleado desde los años 60 para explicar la capacidad del sistema nervioso de cambiar a lo largo de la vida. Inicialmente su reconocimiento se reducía a la periferia (localizacionismo) pero a medida que pasaron los años los neurocientíficos observaron que el sistema nervioso no sólo era capaz de transformarse en el exterior sino que lo que se pensaba inamovible, el «hardware», también era modificable. La plasticidad cerebral es un concepto muy simple pero a la vez de una extraordinaria complejidad. Lo realmente importante para los que trabajamos en la reeducación de lesiones neurológicas es que el cerebro no es estático, que es capaz de aprender y de cambiar frente a diferentes circunstancias a lo largo de toda la vida. La materia gris puede, en realidad, encogerse o engrosarse y estos cambios se traducen en nuestras habilidades para realizar cualquier actividad. Es justamente aquí donde entra en juego todo nuestro potencial para poder reeducar y dar una nueva oportunidad al paciente de recuperar una función perdida o debilitada.

Desde el preciso conocimiento de cómo se organiza la función de equilibrio debemos ser capaces de establecer un programa de ejercicios adaptado a cada paciente y su lesión para, precisamente, poner en marcha esta capacidad inherente de nuestro tejido nervioso de reorganización, aprendizaje y crecimiento. Lo mejor de las terapias basadas en la neuroplasticidad es que están libres de medicamentos.

Desgraciadamente nos encontramos con pacientes medicalizados de por vida sin una base objetiva y que nunca han pasado por un trabajo de fisioterapia vestibular digno capaz de mejorar su situación. Espero que en el futuro más fisioterapeutas y facultativos conozcan la importancia de un buen trabajo de fisioterapia en el terreno vestibular. Nosotros desde este blog, desde la docencia y la pedagogía a cada paciente pondremos nuestro granito de arena para minimizar el sufrimiento que vemos a diario en nuestras consultas.

Texto basado en la página del Dr Michael Merzenich «On the brain» http://www.onthebrain.com/

También desde estas líneas nuestro reconocimiento a un hombre que los científicos más escépticos tacharon de loco y que hoy, gracias a su aportación, millones de pacientes siguen mejorando.

Agudeza visual dinámica

El ser humano y la mayoría de vertebrados estamos en constante movimiento, ello implica que nuestro sistema de navegación y equilibrio trabaje de forma permanente. Para el buen funcionamiento de las tareas diarias es preciso que durante ese movimiento nuestro entorno, es decir, la escena visual se mantenga estable respecto a nosotros.  Si la escena visual no fuera estable no seríamos capaces de percibir con nitidez las imágenes de nuestro alrededor. Esa estabilidad de la escena visual nos la confieren el óptimo funcionamiento del sistema vestibular y la visión.

Existen dos formas básicas diferentes de estabilizar una imagen en la retina:

  1. Cuando la escena visual está en movimento y el sujeto estático (se realiza a través del reflejo optocinético)
  2. Cuando es el sujeto el que se mueve de manera que: lo que existe es un movimiento relativo de la escena visual respecto al individuo (reflejo vestíbulo-ocular)

Existe una tercera forma que sería la combinación de las dos situaciones anteriores

  1. Tanto escena visual como sujeto están en movimiento (reflejos optocinético, vestíbulo ocular y vestíbulo-cérvico ocular).

En reeducación vestibular realizamos una serie de ejercicios con el objetivo de poner en marcha todos estos reflejos y mejorar la calidad funcional de nuestros pacientes.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Necesitas ayuda o reservar hora?
Haz clic en "Abrir chat" para iniciar una conversación en Whatsapp.