Gráficos representando motivos de telemedicina

Telefisioterapia vestibular en IRVE

Actualmente la telefisiotearapia vestibular está adquiriendo un auge sin precedentes debido a, entre otras causas, la falta de profesionales especialistas en la zona de residencia de los pacientes, la demanda de segundas opiniones, la dificultad de desplazamiento por la pandemia de COVID-19, etc.

Como durante los últimos años ha aumentado considerablemente el número de pacientes que IRVE recibe de todo el territorio nacional. La telemedicina, más concretamente la telefisioterapia vestibular, ha sido para nosotros una excelente herramienta para realizar consultas y/o realizar seguimiento del tratamiento propuesto a domicilio.

El resultado ha sido excelente, con altos niveles de satisfacción tanto por parte del paciente como por la nuestra.

Pero…¿qué es la telefisioterapia vestibular?

La telemedicina y, en nuestro caso, la telefisioterapia, es un recurso tecnológico que nos permite optimizar servicios relacionados con la salud,  el cual disminuye costes y tiempo empleado para los pacientes y posibilita el acceso a especialistas desde zonas que carecen de estos.

Uno de los grandes vacíos que existen actualmente en la rehabilitación de pacientes con problemas vestibulares es la carencia de centros especializados.

La telerrehabilitación abre la puerta a que pacientes que viven en zonas donde este servicio no existe, puedan realizar una buena rehabilitación y tener un óptimo seguimiento por parte de un rehabilitatador especializado garantizando así su recuperación.

Médico atendiendo telemáticamente

¿Cuáles son las ventajas de este servicio?

Disponibilidad: Podemos rehabilitar a pacientes con movilidad reducida y que no se pueden desplazar físicamente al centro de rehabilitación y podemos tratar a cualquier paciente, aunque resida lejos de nuestra consulta.

Disminución del gasto: El seguimiento a distancia reduce o elimina la necesidad de desplazamiento del paciente y a la vez permite al rehabilitador monitorizar su evolución. Antes de la aparición de la telemedicina muchos pacientes no podían acceder a planes de fisioterapia personalizados o tenían que desplazarse largas distancias para poder obtenerlos.

Reducción del riesgo: En tiempos de pandemia la telemedicina evita la propagación de enfermedades infeccionas entre paciente y terapeuta.

Rapidez: La telefisioterapia nos permite contactar con el paciente de una forma sencilla y ágil.

Lógicamente la telefisioterapia no puede sustituir por completo la exploración física o funcional de un paciente, lo cual condicionaría su diagnóstico definitivo.

En IRVE habitualmente proponemos una primera visita presencial del paciente donde realizamos todas las pruebas vestibulares necesarias.

Tras esta primera visita, y una vez están determinadas las causas del vértigo, mareo o problema de equilibrio del paciente, trazamos un plan de recuperación específico que sí se puede monitorizar perfectamente de forma telemática.

¿Tiene problemas de mareo, vértigo o dificultades con su equilibrio y vive fuera de Barcelona? No dude en contactar con nosotros y resolveremos cualquier duda que pueda tener.

Gráfico Fisioterapia presencial + telefisioterapia

Contáctanos

0 + 7 = ?