Entradas

Balanza equilibrada con piedra y pluma

La descompensación vestibular no es una patología en sí, sino la reagudización o la desestabilización de una situación previamente compensada.

Fase de adaptación

Si en el pasado ha sufrido un «ataque/episodio» como una laberintitis vestibular o una neuronitis vestibular, su sistema de equilibrio puede haberse recuperado lo suficiente como para permitirle funcionar sin signos ni síntomas. El cerebro habrá adaptado la forma en que interpreta la información de las entradas del sistema vestibular (equilibrio). Esto se conoce como plasticidad (la capacidad del cerebro para reprogramar una tarea a través de una vía diferente). Sin embargo, debe recordarse que la función de equilibrio aún tiene una lesión y el cerebro simplemente se ha adaptado a ella. La descompensación vestibular simplemente significa que el cerebro «olvida» la adaptación que puso en marcha para restaurarlo, posibilitando la realización de las actividades de la vida diaria. Cualquier interrupción en su rutina diaria, un resfriado, gripe o estrés puede desencadenar la descompensación. A pesar de la ausencia de cualquier infección, volverá a sentir los síntomas que tenía inicialmente. Esto se manifestará como mareos o desequilibrio que duran de segundos a minutos después de ciertos movimientos.

Recuperarse de la descompensación vestibular

La recuperación frente a una descompensación vestibular pasa por las mismas etapas que la patología inicial, la gran diferencia es que el proceso es mucho más rápido. Desafortunadamente, el cerebro asociará rápidamente ciertas situaciones ambientales como desencadenantes de «mareos o inestabilidad» y puede provocar ataques de pánico que también pueden retroalimentar esta sintomatología. En general esto convence al paciente de que la condición original ha regresado. En el caso de la descompensación, esto no es cierto. Recuerde, no está sufriendo el problema inicial y la recuperación será más rápida. Ofrecemos un servicio de asesoramiento y relajación para el tratamiento de los ataques de pánico y podemos proporcionarle un programa de ejercicios a medida para devolverlo rápidamente a un estilo de vida normal.

Ilustración de las Otoconias fuera de su lugar

En este vídeo vemos la secuencia de valoración del VPPB o vértigo de posición paroxístico benigno, realizada después de un exhaustivo interrogatorio inicial, tras la maniobra de Dix-Hallpike podemos distinguir 4 de los 5 rasgos fundamentales de este tipo de patología.
En el vídeo se pueden apreciar, por orden de aparición:

  1. La latencia
  2. El paroxismo
  3. La fatigabilidad
  4. La inversión

El único rasgo que no se aprecia es la habituación que supone la desaparición de los síntomas si ejecutamos repetidas veces la maniobra diagnóstica.

Las maniobras diagnósticas nos permiten reconocer en qué lado y en qué canal se sitúan las otoconias, partículas de carbonato cálcico, las cuales producen el VPPB a causa de su migración anómala desde el utrículo a uno de los conductos semicirculares del laberinto, y así poder ejecutar una maniobra terapéutica eficaz.
En este caso, y observando el movimiento ocular, nistagmo antihorario y vertical superior, el cual es generado por nuestra maniobra, podemos afirmar que nos encontramos frente a un vértigo posicional del canal posterior derecho.

 

En enero de 2019 finalizó en Barcelona la 5ª edición del curso ‘Exploración funcional y tratamiento del paciente vertiginoso e inestable’ con una gran participación de compañeros que se inician en esta disciplina.

Durante todo el año 2019 nuestro equipo Osteoprat-IRVE (Instituto de rehabilitación del vértigo y el equilibrio) organiza formaciones para fisioterapeutas y médicos relacionadas con el tratamiento del vértigo, el mareo y el equilibrio.

Además de esta formación realizada en Barcelona, también hemos estado formando a los fisioterapeutas de la comunidad de Aragón en el Hospital San Jorge de Huesca y en los próximos meses nos desplazaremos a Tarragona, Madrid y Valencia.

Nuestro director en Osteoprat y coordinador del grupo de trabajo de reeducación vestibular del colegio de fisioterapeutas de Cataluña, Sergi Lucas, es uno de los primeros fisioterapeutas dedicados a esta especialidad en España

Para IRVE-Osteoprat es una gran satisfacción comprobar que la fisioterapia vestibular es una especialidad cada vez más conocida entre profesionales y pacientes. Hemos aportado nuestro granito de arena con nuestro trabajo diario y la colaboración con centros de primera línea especializados en otoneurología como la clínica Teknon de Barcelona.

Y como siempre, fieles a nuestro compromiso de poder continuar dando el mejor servicio a nuestros pacientes, con el deseo de seguir avanzando en el conocimiento de las mejores y más avanzadas técnicas aplicadas al tratamiento del vértigo, no queremos quedarnos ahí y un equipo de Osteoprat se desplazará en el mes de mayo a la Universidad de Pittsburgh (PA), en Estados Unidos, para participar en un curso de alto nivel sobre la rehabilitación del paciente con vértigo. En esta ciudad estadounidense se encuentra una de las Universidades más importantes del mundo en esta disciplina. Os iremos informando…

 

Medicación contra el vértigo y el mareo ¿es eficaz?

La respuesta es que en la mayoría de las ocasiones la medicación contra el vértigo y el mareo NO es eficaz, es más suele ser contraproducente.

La recuperación del vértigo y el mareo pasa por la llamada compensación vestibular que es un mecanismo que permite a nuestro sistema nervioso recuperarse de cualquier afectación del sistema vestibular. Por lo tanto, necesitamos que el paciente se exponga al síntoma activamente, sin interferencias. Incluyendo los supresores vestibulares y depresores del sistema nervioso central, los cuales adormecen nuestro cerebro, cualquier medicamento ralentizará o detendrá el proceso de compensación necesario para la recuperación total del paciente con vértigo y/o mareo.

El tratamiento es dictado por el diagnóstico del paciente, el uso de medicamentos para el tratamiento del vértigo y el mareo y otros trastornos vestibulares debe dirigirse a tratar la etiología, las causas, controlar el síntoma agudo, acelerar la compensación central y disminuir los problemas psicológicos que a menudo acompañan al síndrome.

Polifarmacia, vértigo y mareo

La polifarmacia o polimedicación es un término usado para describir el acto de tomar varios medicamentos. Si bien no hay un estándar, generalmente se considera que tomar cuatro o más medicamentos recetados diariamente se califica como polifarmacia. Tomar cuatro o más medicamentos no es necesariamente un problema, pero agrega un elemento de «desconocido» a la ecuación. Un viejo axioma con respecto a la prescripción de medicamentos es que una vez que pasan de cuatro, aumentan las posibilidades de una reacción adversa debida a las diversas interacciones que se pueden dar entre los distintos tipos de medicamentos.

Cuando se usan varios medicamentos se puede dar la circunstancia de que los efectos de unos medicamentos puedan interferir con los de los demás, lo que se conoce como interacciones farmacológicas, y de esta manera disminuir su efectividad y/o aumentar el riesgo que ya de por sí presenta su uso de modo individual.

Las reacciones farmacológicas adversas de algunos medicamentos y la polifarmacia pueden ser causas importantes de síntomas como vértigos y mareos, entre otros, especialmente en el paciente de edad avanzada. Los medicamentos para tratar los problemas cardiovasculares y el sistema nervioso central están altamente asociados con mareos en adultos mayores.

Sabemos que el mejor tratamiento para el vértigo y el mareo, secuelas que dejan los problemas vestibulares, es la fisioterapia vestibular mediante el ejercicio terapéutico bien dirigido y específico para cada paciente. En nuestra clínica de tratamiento del vértigo tiene a su disposición a contrastados especialistas en la rehabilitación del vértigo y el mareo que podrán ofrecerle soluciones personalizadas adecuadas que, en la mayoría de los casos, posibilitarán evitar la medicación contra el vértigo y el mareo.

Oído interno

La cupulolitiasis es una forma de Vértigo posicional paroxístico – VPPB en la que el otolito desprendido del utrículo no se encuentra libre en el canal si no que está adherido a la cúpula. La cúpula es un pequeño engrosamiento óseo o membranoso situado en el extremo de cada canal.

Esta forma de VPPB genera un nistagmo (movimiento ocular patológico) ageotrópico, es decir, la fase rápida del movimiento que observamos bate hacia el lado opuesto del movimiento de cabeza como vemos en vídeo adjunto.

Es un tipo de vértigo de posición más duradero y complicado de tratar que las formas geotrópicas. En estos casos la pericia del terapeuta para interpretar la clínica es fundamental para la resolución del problema.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Necesitas ayuda o reservar hora?
Haz clic en "Abrir chat" para iniciar una conversación en Whatsapp.